miércoles, 12 de junio de 2013

Seyens: 1ª parte Stern| Capítulo 13

13


Sí, algo es algo, pero a veces ese algo significa más de lo que parece, y en este caso ese algo provocaba una situación problemática, por más que quisiera ayudar a Chase, él era un licántropo y Anne dudaba de que estuviera bien colaborar con el incluso para proteger a Esteban. Además seguía sin entender porque él le era tan... Familiar.

Eran esos mismos pensamientos los que la distraían en el entrenamiento de Jaymie aquella tarde:

Jaymie y Anne se encontraban en un jardín de flores azules, en medio de un paisaje de cielo rosado que cambiaba a azul con algunas nubes y a rosa sin mantenerse en ningún color más de unos segundos.

Jaymie suspiró y negó con la cabeza antes de decir:

— Así no, no te estás concentrando Anne 

- Lo siento Jaymie— se disculpó Anne y entonces el cielo volvió al azul y las flores desaparecieron y el paisaje original del jardín de Jaymie se reveló anulando así el otro que era una ilusión.

- Estás muy distraída Anne y un seyen nunca debe distraerse, la distracción impide la concentración y es nuestro peor enemigo. En una batalla una distracción puede serte fatal. — Recomendó Jaymie

- Lo sé y lo siento. — Siguió disculpándose, Anne.

- ¿En que piensas Anne? ¿Que es lo que ocupa tanto tu mente? — Preguntó Jaymie.

- Bueno yo... — Anne se quedó pensativa ¿Debería contárselo? Jaymie no lo aprobaría, era seyen, por otra parte si no lo contaba, Jaymie podría usar sus poderes y averiguarlo por su cuenta. Así que era mejor contarlo. Anne respiró hondo y le contó a Jaymie todo el asunto de Chase y Esteban.

- Ya veo. ¿Y tú deseas ayudarlo? — Dijo Jaymie, una vez acabado el relato.

- Sí— confesó Anne.

- ¿Por que? — Preguntó Jaymie.

- Quiero proteger a Esteban, él es humano y yo debo protegerlo— Contestó Anne.

- Sobre eso no puedes estar segura. A Esteban podrían haberlo mordido. — Opinó Jaymie.

- Chase me dijo que nadie mordió a Esteban — argumentó Anne.

- ¿Nadie?, ¿ni siquiera el mismo? — Preguntó Jaymie entonces.

- ¿Por que iba Chase a hacerle daño a Esteban? — Preguntó entonces Anne, Chase y Esteban eran muy amigos, no había razón que los enfrentara, o eso parecía.

- Voluntariamente no, pero es probable que Chase se descontrolara y lo mordiera — Le contestó Jaymie con serenidad.

- Chase puede controlarse — aseguró Anne, no sabía porque pero confiaba en él.

- Si, claro por eso antes estuvo a punto de atacar a Marina. — Ironizó Jaymie

Anne iba a abrir la boca pero al rato se arrepintió, no se le ocurría nada convincente que decir.

- Escúchame Anne, no digo que no debas ayudarlo, sino que antes debes asegurarte de que lo que dice es cierto y si lo es cuando encuentres a Esteban debes apartarlo enseguida de Chase, o el asunto podría acabar muy mal. — Aconsejó Jaymie y Anne asintió, a pesar de que había algo en el rostro del joven que le incitaba a confiar en el, Jaymie tenía razón. Chase era un licántropo y mantenerlo cerca de Esteban, podría ser muy peligroso para este.

- Y deberás tener cuidado Anne, proteger a un humano ya es un mal asunto entre licántropos, pero cooperar con seyens se considera alta traición y si os descubren ninguno de los tres sobrevivirá. — Previno Jaymie

- No te preocupes Jaymie tendré cuidado— aseguró Anne.

- Bien, ahora que el problema está arreglado volvamos al entrenamiento. — Dijo Jaymie.

- ¿De acuerdo, Que quieres que muestre ahora? — Preguntó entonces Anne, ahora que lo de Chase estaba solucionado, ella estaba segura de poder concentrarse mejor y crear una ilusión convincente y duradera.

- Creo que dejaremos las ilusiones un poco, mejor practicamos otro poder — Le contestó Jaymie entonces y entró en la casa.

- ¿Cual? — preguntó Anne intrigada mientras la seguía. Una vez adentradas en la casa ella y Jaymie se dirigieron a la cocina y esta cogió una silla.

- No sé, quizás... — empezó Jaymie dejando la frase sin terminar y lanzó la silla hacia Anne quién sorprendida y un poco asustada posicionó las manos hacia adelante con el fin de parar la silla.

De repente antes de que la silla llegara a su destino esta fue lanzada hacia atrás y chocó contra el muro más cercano.

- Este. — Acabó la frase Jaymie.

- ¡Jaymie! — protestó Anne.

- Era necesario. — Se justificó Jaymie aunque se le escapó una risita baja.


Necesario, sí claro, lo que ocurriría era que Jaymie tenía un sentido del humor bastante raro.

De repente algo detuvo sus pensamientos e hizo que Anne volviera a la realidad de la noche, y parase su entrenamiento, era como una llamada, alguien estaba en peligro y sin embargo nadie estaba llamando a nadie y además lo que sentía no era ningún ruido, era algo más, no sabía decir qué, pero todos sus sentidos estaban alerta. Sea quién sea el que esté en peligro tenía que salvarlo. Eso era lo único que importaba en este momento.

Mientras tanto no muy lejos de allí:

Una joven de pelo oscuro se hallaba sentada en la barra de una taberna; allí aún había bastante gente por la noche a pesar de las muertes, muertes de las cuales ella podría atribuirse algunas.

De entre la gente de la taberna había un chico que captaba su atención, tenía el pelo acastañado y ojos marrones y su alma, su alma era tan joven e inocente ideal para ella. El chico terminó de beber lo que había en un vaso y ella lo siguió; mientras esta se iba moviendo su cuerpo se tornaba oscuro y la figura se extendía y se difuminaba adquiriendo el contorno de una sombra solo visible al hallarse iluminada por la luz, una luz que podía ser la de las farolas de la calle o la de la luna, creciente en este caso. Y es que la chica era eso, una sombra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a mi espacio de ilusiones y letras, me gustaría pedirte que, si no es mucha molestia, dejes un comentario por aquí. Quizás no te parezca muy importante, pero en realidad sí lo es. Porque un comentario no es simplemente una palabra, es una ilusión, una alegría, un “sigue trabajando lo estás haciendo bien”. Nos brinda energías para seguir adelante porque lo que hacemos le gusta a alguien. Si no lo entendéis, pensad en algo que se os dé bien, cualquier cosa. Lo hacéis y os sentís satisfechos, pero si alguien os felicita por ello, ¿no os sentís mejor? Eso es lo que me pasa si alguien comenta, me siento bien, feliz y con ganas de seguir adelante. Así que comentad por favor, ¡no cuesta nada! ^_^

Lee el último capítulo publicado :)

Capítulo 30 :D

Ya vienen los reyes, por el arenal. Ya le traen al niño, un nuevo Capítulo. 🎶🎵 ...  ¡Ah! no, que no es así xD. En fin aquí teneís el nuev...

Capítulos más vistos